El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Ser el creador de tu vida. Vencer la ...

Ser el creador de tu vida. Vencer la dualidad

  • 25-6-2020 | Wolters Kluwer |

    Francisco Menchén Bellón

  • «La vida es un continuo flujo y reflujo llena de infinitas posibilidades, donde la belleza es posible, a pesar del dolor»
Portada

Francisco Menchén Bellón

(Curator de la Creatividad)

«No hay hechos, solo interpretaciones»

FRIEDRICH NIETZSCHE (1844-1900)

¿Qué deben hacer los docentes para crear un nuevo ser humano?

Ser creador de tu vida implica estar obsesionado con el verbo ser, porque comporta no estar satisfecho con tu propia identidad, y ello supone estar en la búsqueda de una existencia plena más acorde con tus necesidades. La vida es un continuo flujo y reflujo llena de infinitas posibilidades, donde la belleza es posible, a pesar del dolor.

Tenemos que reconocer que el bien y el mal van de la mano, uno a la derecha y otro a la izquierda, pero no pueden existir el uno sin el otro. El bien suele identificarse con la luz, mientras el mal se asocia con la oscuridad. GOYA, el pintor aragonés, solía decir: A fin de cuentas, entre el bien y el mal no hay tanta distancia como imaginan los predicadores». Sin embargo, la obra de NIETZSCHE, pensador alemán del siglo XIX, determina que no tenemos que someternos a tales conceptos tal y como nos lo han enseñado, porque han hecho mucho daño al destino de la verdadera libertad del ser humano. Hay que vencer esta dualidad si queremos evolucionar espiritualmente y poder liberarnos.

La forma de superar esta dualidad es integrando ambos atributos de forma complementaria, a partir de la práctica de la espiritualidad; es la única manera de fluir en equilibrio, paz y armonía. Somos parte de un todo inseparable. Todos somos uno y en uno estamos todos. Todos tenemos la misma consciencia que se materializa de forma diferente en cada sujeto, según su individualidad. Experimentando el bien y experimentando el mal —no huyendo ni quejándose—, adquirimos conocimiento y sabiduría que nos lleva directamente al corazón, lugar donde se unen los dos polos.

Debemos reconocer que la consciencia universal no distingue entre lo correcto o incorrecto, ni entre lo bueno o malo, ni entre lo visible o invisible. Esta conciencia solo existe en la unidad. Sin embargo, el ser humano se manifiesta en la vida cotidiana de forma polar: soportando, unas veces el sufrimiento, y sintiendo otras el amor. Para conectar con el poder universal se requiere una consciencia individual superior, capaz de transformar la dualidad en unidad. Esta forma de entender la dualidad nos permitirá sentirnos y reconocernos como parte integra del universo.

Podemos afirmar que el hombre es un ser dual, pero en modo alguno equivale a admitir un dualismo al estilo platónico (alma-cuerpo), o al estilo cartesiano (res cogitans-res extensa). Por el contrario, las diversas dimensiones humanas que puedan darse, deben unirse entre sí de forma complementaria, para mantener el equilibrio.

Se vislumbra una cosmología espiritual, con una visión optimista de la vida, inspirada en la tolerancia, el amor universal y a la sostenibilidad; esta visión se fundamenta en que todas las experiencias — tanto agradables como desagradables — sean aceptadas por cada hombre o mujer.

«Se vislumbra una cosmología espiritual, con una visión optimista de la vida, inspirada en la tolerancia, el amor universal y a la sostenibilidad»

Cada uno de nosotros somos vida en acción. Somos una forma de vida, al igual que todos los seres vivos. Una acción, a diferencia de una reacción, surge de un espacio interno en el que te reconoces a ti mismo como protagonista. Generalmente, ante cualquier hecho humano, lo que solemos hacer es reaccionar, en lugar de contemplar la acción en profundidad. Si reaccionamos, podemos decir, que estamos ante una interpretación que ha sido juzgada por nuestras creencias. Por el contrario, si contemplamos lo que ocurre con amor, vivimos el hecho y lo sentimos como unidad de la conciencia universal, de la que formamos parte, alcanzaremos el equilibrio.

El sistema reactivo se ha impuesto en nuestras vidas y hemos dejado de vivir los hechos en su espacio de integridad, y vivimos las interpretaciones que hacemos. Estamos perdiendo de vista el sentido verdadero de lo que es existir. Hay que recuperar la creatividad delSer y asumir la responsabilidad, siendo amor en acción. Ante cualquier hecho, situación o experiencia hemos de vivirlo conscientemente. No importa la tipología, lo que vale es vivirlo intensamente, sintiendo acción con amor. El ser humano, individualmente, debe reconocer que él solo es el responsable de su vida y, más allá de eso, de toda su existencia espiritual.

«Estamos perdiendo de vista el sentido verdadero de lo que es existir. Hay que recuperar la creatividad del Ser y asumir la responsabilidad, siendo amor en acción»

Hasta ahora, los resultados han demostrado que no estamos separados, sino que nos hallamos íntimamente conectados con todo, desde las células de nuestros cuerpos, hasta los átomos de nuestro mundo y más allá. Las limitaciones nos las ponemos nosotros mismos, como consecuencia de la visión mecánica del cosmos que tenía Newton. En la actualidad sabemos que la energía cuántica puede existir como partículas visibles o como ondas invisibles.

Un concepto importante que debe dominar el docente en su trabajo diario, es hacer ver a sus alumnos que, la realidad, aunque lo parezca, no es dual: alegre o triste, agradable o desagradable, luz o sombra, sino es una unidad integradora, que hay que sentirla en nuestro interior, y dejar de interpretar y establecer juicios. El alumno no tiene que cambiar el mundo, lo que tiene que aprender es a cambiar la forma de verlo y percibirlo, con el objeto de que la semilla llegue a florecer.

Cuanto más nos comprometemos con el sentido clásico de la dualidad más seremos víctimas de nuestras emociones, pues renunciamos al poder que tenemos como creadores de nuestra realidad personal. Este modelo nos lleva a vivir en la separación. Pero en el futuro, en la escuela, en el instituto y en la vida, hay que vivir en la unidad, pues ayudando a nuestro compañero es la mejor manera de ayudarnos a nosotros mismos; no pensar solo en ti. El otro es tu otro yo. Todos somos consciencia.

¿Cómo el alumno puede crear su vida?

Para que el alumno sea el creador de su vida tiene que llevar sus impulsos vitales a un nivel superior, y enfocarla hacia el campo unificado, lleno de energía invisible, donde se encuentran todas las posibilidades. Este tipo de fuerza es pura experiencia creativa, puro amor, unidad e integridad. El docente debe enseñar al alumnado a transformar la dualidad en unidad, el rechazo en aceptación y el dolor en paz. Es mejor ser el creador de tu vida que no víctima.

El amor nace de la vida y por amor se da la vida; no es tangible, no es nada que puedas ver o tocar, pero se puede sentir en todo tu ser con gran intensidad. Es tal real como la vida; es como el agua: lo conecta todo. El amor es la fuerza más poderosa que tenemos y se puede expresar de mil maneras: utilizando todos los sentidos, con una mirada, con una sonrisa, con un abrazo, con un rico postre, hasta con el silencio más profundo.

Para que un alumno pueda transformarse y elevar su nivel de percepción es esencial que se conozca internamente, tal como es, porque solo de esta forma puede existir un cambio. El corazón proyecta amor y sentido estético a todo lo que le rodea. La comprensión de lo que somos es lo que nos permite evolucionar. Sin transformación no hay evolución.

«Para que un alumno pueda transformarse y elevar su nivel de percepción es esencial que se conozca internamente, tal como es, porque solo de esta forma puede existir un cambio»

Los alumnos y alumnas tenemos la capacidad de dirigir nuestra energía para crear lo que deseamos. Cuando la mirada del alumno se manifiesta con amor se desmonta esa dualidad y libera los programas mentales condicionados. Vivimos sumergidos en un océano de esta energía y, nuestros pensamientos se encargan de crear nuestra realidad. Así como piensas eres.

La filosofía china proclama la existencia de dos energías, denominadas yin el lado femenino, espiritual y profundo, y yang el lado masculino, dinámico y activo, que constituyen la base de la medicina llamada acupuntura. Aunque parezcan fuerzas opuestas, no lo son: se trata de energías complementarias, que están interrelacionadas y de cuyo equilibrio depende la armonía de los fenómenos, pues en todo lo bueno hay algo malo y viceversa, como podemos observar en el símbolo que representa estas energías.

¿Cómo será el perfil del alumno en las próximas décadas?

El actual sistema educativo español nos tiene envuelto en una espiral que no podemos salir; es una trampa de la antigua era, que aún perdura en la actualidad. Esta jugada sibilina nos ha conducido a quedar atrapados entre polémicas, disputas y conflictos de un lado contra los del otro lado opuesto.

Para crear un nuevo perfil de alumno o alumna, después de experimentar y valorar los resultados de la pandemia que está sufriendo la especie humana, apuesto por una mirada que nos permita avanzar, de tal forma que seamos capaces de visualizar lo invisible, Invito a reflexionar sobre el poder tan alarmante y destructivo que está produciendo el coronavirus, que ha dado jaque mate a la humanidad entera.

Por primera vez, en la historia de la humanidad, tenemos a nuestro alcance un espectacular progreso tecnológico que, nos proporciona todo el saber del mundo, y considero que será necesario un cambio radical. Es urgente mirarnos en el espejo del alma para inspirarnos a crear un Nuevo Orden Educativo Mundial, que sea capaz de transformar al ser humano en su versión más humana, holística y creativa.

El nuevo perfil del alumno debe contemplar, esencialmente, el potencial de creatividad que hay en el interior de cada sujeto, además ha de vivir en armonía con la naturaleza y estar en conexión con lo transcendente, mediante la dimensión espiritual. Como decía MIGUEL UNAMUNO, nuestro inolvidable pensador vasco: «Descubrir el ansia de ser y no dejar de ser». El alumno debe darse cuenta de que su vida está en sus manos. Él será el responsable de crearla con mucho amor. Es un gran salto, porque dejaremos de ser espectadores y pasaremos a ser poderosos actores del universo.

«Para que un alumno pueda transformarse y elevar su nivel de percepción es esencial que se conozca internamente, tal como es, porque solo de esta forma puede existir un cambio»

Lo que importa en la vida no es cuántas cosas haces, sino el amor que pones en ello. El amor ya está dentro de ti, no tienes que buscarlo fuera. El amor surge desde tu corazón; si lo aceptas con serenidad, tomará refugio en tu vida y te hablará con palabras dulces, ofreciéndote sabiduría, creatividad y tranquilidad. El amor es como los fuegos artificiales de la química cerebral.

Las experiencias vividas con amor son gratificantes y favorecen el proceso de crecimiento, maduración y aprendizaje, mientras que las experiencias desdichadas cuesta mucho modificarlas y fácilmente condicionan todos los aspectos de la vida. Mientras que las situaciones de amor generan en nuestro cerebro dopamina, las situaciones desafortunadas, si no las aceptas con amor, provocarán cortisol que perjudicará el crecimiento saludable de las células.

Las nuevas generaciones de docentes tendrán que tener una nueva competencia para ayudar al alumno a hacer visible lo invisible. El poder de los sentidos será insuficiente. Hay que dar luz a la sombra y estimular nuevos valores invisibles como la espiritualidad, la consciencia, el alma, la vida, la intuición, la energía y el amor, entre otros ejemplos. Civilizaciones conocidas nos han confirmado que existe una fuerza superior que va más allá de lo visible, de la cual podríamos sacar algún provecho. En efecto, estos pueblos nos dicen que, en el seno mismo de nuestra vida interior se encuentra la dualidad en la unidad.

(Para ampliar este concepto consultar mi libro El ADN del aprendizaje creativo. Redescubrir la creatividad como experiencia de vida. Editorial Wolters Kluwer, 2020)

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWK Educación no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar
Consulte el Periódico ESCUELA y sus Suplementos en ebiblox Números y suplementos del periódico ESCUELA en ebiblox
Scroll