El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
¿Está el alumnado preparado para la v...

¿Está el alumnado preparado para la vida laboral?

  • 23-6-2020 | Wolters Kluwer |

    Miguel Ángel Ruiz Domínguez

  • Siete de cada diez docentes se muestran pesimistas ante esta cuestión. Según un estudio, el 76% del profesorado considera que los móviles tienen una influencia negativa sobre los alumnos y alumnas
Portada

Miguel Ángel Ruiz Domínguez

Vivimos en un mundo eminentemente cambiante donde la inserción al mundo laboral de los más jóvenes ha sido y sigue siendo uno de los principales problemas de la sociedad. Se necesitan esos denominados por Moravec como agentes del conocimiento o «knowmads», individuos capaces de adaptarse a cualquier entorno y espacio, dispuestos al cambio, con altas competencias adaptativas y propensos a integrar sus conocimientos en procesos creativos de innovación. Sin embargo, ¿esto es así?

Es cierto que la educación tradicional no es la única fuente de competencias. Ya la Comisión Europea apuntaba en 2004 como «los estudiantes adquieren competencias fuera de la escuela. Es una realidad que algunas de estas competencias no son reconocidas ni tampoco certificadas por ella. En este sentido, el reto consiste en diseñar estrategias fiables para identificar y validar los resultados de los aprendizajes que se adquieren tanto dentro como fuera de la educación formal.» Si bien, no podemos obviar que, aun hoy en día, tras más de una década de estas declaraciones, la institución educativa por excelencia sigue siendo la educación formal.

En este artículo queremos tratar de responder a la siguiente pregunta: ¿están los estudiantes de esta generación preparados para integrarse con éxito en el mundo laboral que les espera? Para ello, vamos a analizar un estudio reciente que ha indagado en este asunto.

«Como instrumentos de educación de los niños y de los adolescentes, las nuevas tecnologías brindan una posibilidad sin precedentes de poder satisfacer con toda la calidad necesaria una demanda cada vez más amplia y cada vez más diversificada» Delors

Gracias a Young Business Talents, un programa formativo de aprendizaje experimental, podemos tener acceso a los datos más relevantes y significativos para la sociedad de este informe. La muestra de participantes engloba a los docentes de 4º de la ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos del alumnado que ha participado en este programa que da la posibilidad a los alumnos de, mediante una simulación, poder tomar decisiones como si de una empresa virtual se tratase. En este sentido, han completado el cuestionario finalmente 652 docentes durante los meses de octubre y noviembre de 2019 de todo el territorio nacional.

Si bien estos datos no son más que una pequeña radiografía de un momento concreto, sí que podemos extrapolarlos, analizándolos brevemente para entender un poco mejor cuál era la visión y percepción del profesorado antes de enfrentarnos a esta pandemia global, que puede haber supuesto un punto de inflexión, tanto en el sistema educativo como en el conjunto del tejido social que complementa la integración a la vida laboral de las siguientes generaciones. ¿Estaba la escuela de nuestro país preparada para estos cambios? Veamos qué dicen los datos del informe.

Mostrar/Ocultar Mostrar/Ocultar

¿Influye la calidad de la educación de hoy en día en la integración al mundo laboral?

La educación o el sistema educativo en su conjunto es uno de los pilares fundamentales desde su creación como puerta de acceso a un mundo laboral. Se entiende que en ella no solo se deben adquirir conocimientos, sino que poco a poco, se deben acumular habilidades que vayan completando las competencias básicas que habiliten a los estudiantes para el resto de sus vidas.

Es por ello por lo que la calidad de la misma, o la percepción que se tiene sobre este punto, es clave para entender si puede o no llegar a dotar de estas destrezas a los estudiantes. En este sentido, casi la mitad del claustro piensa que durante los últimos años se han experimentado mejoras, dato que se mantiene invariable desde que se comenzó a recoger muestras hace ya tres años. No obstante, sí que se registra un aumento de 6 puntos en aquellos que piensa que ha empeorado, alcanzando un 26,2% de los encuestados.

Un 58% del profesorado piensa que el alumnado utiliza las redes sociales con el fin de hacer daño a otras personas

Dentro de esta dimensión, se incluye el ítem del nivel formativo de los alumnos y alumnas. Aquello de «todo tiempo pasado fue mejor» o la leyenda urbana de que antes se aprendía de forma más eficaz y se salía de los centros mejor formado, no cala tanto entre el conjunto del profesorado. Si bien, se presenta un empate entre aquellos que opinan que el conjunto de los estudiantes llegan a su correspondiente curso con un nivel adecuado acorde al que le corresponde y otros que no.

Sin embargo, aunque la anterior percepción puede estar más arraigada a la adquisición de conocimientos, al ser preguntados por cómo piensan que se encuentran sus alumnos y alumnas de cara a enfrentarse al mundo laboral, los resultados no son tan optimistas. En este caso, no nos encontramos ante un empate. Una gran mayoría, el 72,9% opina de forma negativa. Para ellos sus alumnos no tienen las destrezas y habilidades propias de este siglo para enfrentarse con éxito al tan temido mundo laboral. Cabe decir que este dato, pese a ser alarmante por la contundencia de las respuestas, refleja un descenso frente a los estudiantes realizados en años anteriores. Nada más y nada menos que 10 puntos a la baja, lo que puede reflejar un cambio de tendencia en esta percepción. Habrá que valorar estos datos en profundidad con perspectiva en los siguientes estudios próximos añadiendo nuevas variables.

El clima social, una brecha que se enquista con los años

La igualdad de oportunidades es uno de los valores y fundamentos dentro de nuestro sistema nacional de enseñanza. No obstante, somos conscientes de cómo el entorno favorece o dificulta el correcto desarrollo formativo y el futuro profesional de un menor. La lucha contra el abandono escolar es una de las banderas para cambiar la balanza. Por eso, a pesar de que la visión del profesorado es un tanto pesimista, solo un 37% cree que ha disminuido, la realidad y las fuentes oficiales muestran una tendencia a la baja de forma drástica en este aspecto. Es interesante ver, así como, la valoración del profesorado puede resultar sesgada, no ajustándose siempre al 100% de la objetividad requerida que pueden aportar otro tipo de fuentes y dejarse llevar por su propia experiencia, no siempre acorde a la realidad social en su conjunto.

Mostrar/Ocultar Mostrar/Ocultar

Una gran aportación de esta investigación es que se pregunta, dando un abanico de cinco posibilidades, sobre qué medidas elegirían para reducir este lastre que nos sitúa 10 puntos por encima de la media europea. Entre ellas, la opción que gana más adeptos es la tan proclamada solicitud de «una menor ratio de alumnos por clase», con un 24,4%, seguida en tercer lugar por una opción que va con relación a la anterior y que pide «una educación más personalizada». La segunda opción apuesta por la innovación y los cambios en la enseñanza en su conjunto, entendiendo que la utilización nde «nuevas metodologías de aprendizaje» fomentarían la motivación del alumnado hacia las asignaturas. La opción que recoge menos adeptos es «enseñar los beneficios del futuro de estudiar», entendible al ser un tema complejo, más en entornos con tendencia al abandono y con una perspectiva de futuro bastante condicionada por sus vivencias.

Estas vivencias, relacionadas con su entorno, son las que condicionan, tal y como piensa casi la totalidad de los encuestados (95,2%) en la actitud hacia sus estudios. Un dato que es lógico y que arrastra muchos factores que se escapan de escenario único y exclusivo de la entidad escolar. El entorno familiar y vital de los alumnos y alumnas debe fomentar la actitud hacia el aprendizaje. Destaca así que más de la mitad de los encuestados no creen que las familias se impliquen como debieran en la educación de sus hijos e hijas.

«Aunque los resultados manifiestan que se ha producido una mejora de la educación en los últimos años, aún existe la necesidad de mejorar la enseñanza. Los profesores se encuentran orgullosos de su profesión, pero se muestran desmotivados ante la ausencia de reconocimiento de su labor por parte de la sociedad, así como por la falta de herramientas didácticas», Mario Martínez, director del informe

Se apunta así al claustro, a su forma de actuar en las aulas y a las familias y su implicación en la enseñanza. Por otro lado, el comportamiento de los alumnos es y debe ser también de interés, tanto por su arraigo e implicación al mundo académico como por los comportamientos que pueden tener hacia el resto de sus compañeros de aula.

Por suerte, parece que más de la mitad de los docentes aprecian como el comportamiento de acoso entendido como «bullying» no ha aumentado en estos tiempos. Si bien, tal vez por la falta de uso, una brecha generacional a la hora de entender las nuevas vías de comunicación y lo que supone vivir inmersos en la era digital, no ven con buenos ojos el uso de las redes sociales por parte de los adolescentes.

Nada más y nada menos que un 76,3% afirma que los móviles y las redes sociales son un instrumento de perturbación para los jóvenes. Tal es así que, una mayoría, es capaz de sospechar que usan estos perfiles o identidades digitales para hacer daño a otras personas.

Mostrar/Ocultar Mostrar/Ocultar

La valoración social del profesorado, una tarea pendiente

Al final, la piedra angular de este entramado, tanto para bien como para mal, es el profesorado En él recaen las críticas, en caso desfavorable y los éxitos en los favorables. Se les pide siempre una mayor implicación y exigencias entendiendo así que son el timón de un barco con muchas vertientes. Pero ¿la sociedad española valora a sus docentes?

Si le preguntamos a ellos la respuesta no deja dudas. Existe un alto nivel de insatisfacción con el valor que el conjunto de la población tiene hacia su labor y desempeño profesional. Un 81,7% no se siente valorado y un 73,9 % no considera que se les otorgue la suficiente autoridad. Con estas aportaciones muchos pueden pensar que falta vocación, que ese viene a ser, al fin y al cabo, uno de los hitos del discurso. No obstante, la realidad es otra y casi el 80% nunca se ha planteado dejar su profesión.

«Las escuelas y la educación superior se ven cada vez menos como los únicos lugares para profundizar en conocimientos y experiencias» Rosado y Bélise

La educación formal, tal y como es entendida, es y seguirá siendo un instrumento para las distintas generaciones a la hora de tener acceso al mundo laboral. Es una variable importante que condicionará su futuro, de ahí su importancia. Las decisiones que toman los estudiantes en su juventud pueden condicionar parte de su desarrollo vital y estas se ven ajustadas, tal y como el conjunto de profesorado avala, por las condiciones de su entorno.

Estas investigaciones sirven, entre otras opciones, para evaluar y analizar de forma constante la situación. Es una fuente más a la hora de recopilar datos. La información de uno de los principales implicados se hace de vital importancia, saber qué opinan los docentes, cuál son las opciones de mejora o sus inquietudes. Aun así, estos estudios de percepción no siempre se ajustan a la praxis en el conjunto. Deben entenderse como una fuente fiable en cuanto a recopilación de una visión del profesorado en el impacto de la formación en los estudiantes. Hacer una comparativa con datos cuantitativos que recojan evidencias prácticas nos harán tener una visión holística del panorama educativo en su conjunto y una fotografía más precisa de la realidad.

Referencias bibliográficas:

Cobo, C. y Moravec, J. (2011). Aprendizaje Invisible. Hacia una nueva ecología de la educación. Colección Transmedia.

European Commission (2004). «Draft conclusions of the Council of the European Union on common European principles for the identification and validation of non-formal and informal learning».

Delors, Jacques; In’am, Al Mufti; Comisión Internacional sobre la Educación para el siglo xxi. (1997). La educación encierra un tesoro. Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la Educación para el siglo xxi, presidida por Jacques Delors. Santillana-UNESCO.

Young Business Talents. (2020). III Informe Young Business Talents: La visión del profesor.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWK Educación no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar
Consulte el Periódico ESCUELA y sus Suplementos en ebiblox Números y suplementos del periódico ESCUELA en ebiblox
Scroll