USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Diana González, especialista en desar...

“La pregunta clave es ¿querría ver esto publicado en Internet dentro de 10 años?”

Diana González, especialista en desarrollo de identidad digital

Escuela, Sección Comunidad Educativa, 17 de Septiembre de 2015, Editorial Wolters Kluwer

  • Tomás Loyola Barberis
  • Era inevitable que la llegada de las nuevas tecnologías a los espacios de enseñanza-aprendizaje acabasen poniendo en jaque a todos los que participan en la comunidad educativa: alumnado, madres y padres, profesorado, Administración, etc. Y por eso hace falta comprender no solo el fenómeno, sino también la forma de abordarlo, sin prejuicios ni miedos irracionales. Hay que entender y asumir que la tecnología es una herramienta más, y que esa peligrosidad que muchos le achacan, se reduce proporcionalmente con una buena educación en competencias digitales, para todos y para todas
Portada

(Fotos: Jesús Caso)

Diana González es especialista en el ámbito digital y también lleva tiempo poniendo el foco sobre sus aplicaciones en la educación, con especial foco en las buenas prácticas, en el uso adecuado y adaptado a cada realidad de las nuevas tecnologías; y, sobre todo, en cuanto a la responsabilidad de los propios usuarios, y también de sus tutores, respecto a las ventajas y desafíos de la entrada de las TIC a todos los espacios: en casa, en el aula, en los recreos y en prácticamente todas las actividades cotidianas. De ahí la importancia de conocer y cuidar el concepto de identidad digital.

¿Qué entendemos por identidad digital?

La identidad digital es el conjunto de rasgos diferenciadores que define a marcas personales, comerciales o de comunidades, y que le caracterizan en Internet. Es la traslación de la identidad física a la Web. Se desarrolla a través de la suma de todo lo que dicha marca dice o hace en la Red, lo que los demás dicen sobre ella y, algo que a veces se olvida, lo que los otros ven. Si no estamos donde necesitamos que nos vean, no desarrollamos nuestra identidad digital.

En realidad, parece más un concepto ligado al ámbito profesional. ¿Cómo se puede aplicar al ámbito educativo?

Puede parecer ligado al ámbito profesional, pero realmente tiene mucho que ver con el espacio educativo en diversos términos. ¿O acaso no son profesionales los docentes? Así, en el ámbito educativo se aplica el concepto por la identidad profesional de los y las docentes, por la identidad digital de los alumnos y por la formación necesaria en su desarrollo para alumnos, alumnas y profesorado. De hecho, desarrollamos la identidad digital de nuestro alumnado sin darnos cuenta, cuando, como docentes, escribimos sobre lo que sucede en clase, publicamos sus trabajos, compartimos fotografías o vídeos, etc.

Cada vez es más necesario formar y formarnos dentro del aula en estas competencias, y desarrollar la identidad digital o aprender a desarrollarla para aprovechar ese recurso en el futuro.

¿Es consciente el profesorado de su identidad digital? ¿Es responsable?

El profesorado no siempre es consciente, en ocasiones por desconocimiento, otras veces por falta de tiempo, en algunos momentos por desinterés e incluso por falta de comprender su utilidad no solo laboral. Por suerte, la formación está llegando a muchos rincones docentes y cada vez se trabaja más, pero todavía hay mucho por hacer. Quizá el gran reto sea romper con los mitos y prejuicios de usar la conectividad en el aula, y eliminar nuestros frenos y miedos para encontrar lo mejor para las y los alumnos.

¿Qué herramientas educativas aporta el trabajo con la identidad digital no solo para maestros y maestras, sino también para el alumnado?

Autoconocimiento. Trabajar tu definición frente a los otros, conocidos y desconocidos, obliga a la reflexión. Elegir las palabras de tu biografía de Twitter o del perfil de Facebook, los enlaces, la foto o imagen del avatar... nada es casual. Quizá esta parte sea una de las mejores herramientas pedagógicas: para definirnos debemos conocer quiénes somos, qué queremos, qué no queremos, en qué nos diferenciamos, etc. Esto, además, permite ponerte en la piel del otro, conocer a los demás, trabajar la empatía y, de manera relacionada, el respeto. Puede ser un trabajo emocional muy fuerte para el alumnado.

¿Tiene un niño o una niña de 8 años la responsabilidad suficiente para hacer uso y trazar su identidad digital por cuenta propia?

¡Ni a los 8 ni a los 80! (Ríe). Creo que no podemos marcar en edades la responsabilidad –aunque en ocasiones las leyes nos lo soliciten–, sino que tiene que ver con capacidades. En líneas generales, quizá con 8 años no se entienda qué es público, privado o íntimo, del mismo modo que se puede no tener conciencia del tiempo y el futuro, por lo que necesitará de acompañamiento. Con todo, no podemos dejar todo en la responsabilidad de madres, padres o tutores que son los que publican sus fotos en sus redes o la tienen como foto de WhatsApp sin preguntarles. Igualmente en los colegios se pide permiso a los progenitores para publicar imágenes de los escolares, pero no se les pregunta a los menores ni se les plantea como decisión. Creo que aquí estamos perdiendo una enorme oportunidad educativa.

¿Se podría mejorar la seguridad y la responsabilidad del alumnado en el uso de las nuevas tecnologías?

Sin duda. Creo que se aprende a usar la tecnología usándola. A mi entender, la prohibición total no educa y quizá el móvil dentro del aula tenga más ventajas que retos, pero siempre según el tipo de docente, de alumnado, de actividad a realizar, etc. De hecho, aprender a crear tecnología y no ser solo meros consumidores puede favorecer un uso más responsable con uno mismo y con los demás. Muchos centros ya aprenden robótica, programación con Scratch, desarrollo de aplicaciones o páginas webs, etc.

¿Pueden las redes sociales (Facebook, Twitter, Pinterest, etc.) ser herramientas educativas, o son simplemente un espacio de interacción para el ocio y el juego?

En esta vida todo, o casi, puede ser educativo… o todo lo contrario. Me fascina la acción de Red Balloon por la que los alumnos aprendían inglés corrigiendo la ortografía y gramática de los famosos en Twitter (https://youtu.be/3g1nqOu29zE). Es una acción, sencilla, barata, motivadora, participativa y que educa en conocimientos, competencias y en el uso responsable de los medios sociales. Los grupos de Facebook también son espacios dedicados para la formación, o al menos para solución de dudas, por ejemplo, y para conversar entre los integrantes de un grupo de estudiantes.

¿Cuál es la red más "rica" en posibilidades para un entorno educativo, la que más y mejores oportunidades educativas presenta? ¿Cuál es la más peligrosa potencialmente?

¡Todas! Depende de qué se desee hacer, todas son una oportunidad en potencia. Quizá, por aquello de las posibilidades de personalización y adecuación a contenidos, el blog pueda ser un soporte versátil y adaptable a cada necesidad que soporta imagen, audio, vídeo, texto..., y que puede integrar al resto de redes sociales. Además, tiene un componente importante: el blog es tu casa. Lo que haces en Facebook, se queda en Facebook; lo que haces en Twitter, en Twitter; pero tu blog es tuyo y no depende de terceras personas. No obstante, como decía, todo puede educar.

Por otro lado, la peligrosidad no la da la herramienta, sino el uso. Quizá aquellas redes o aplicaciones que permiten el anonimato están favoreciendo casos de ciberbullying, como Ask, pero ese anonimato también puede hacerse creando una cuenta falsa en Twitter o en Facebook.

Se habla mucho de las TIC como una gran revolución. ¿Lo han sido ya o todavía estamos por ver esa gran revolución?

Lo son y lo serán solo si queremos que lo sean, si nos lo creemos. Usar las TIC para hacer lo mismo que hacíamos antes no tiene sentido; pero, si aprovechamos los nuevos usos para mejorar la colaboración, el trabajo en equipo, el acceso, los contenidos, el aprovechamiento del tiempo..., entonces podrá ser una revolución. Eso sí, a veces las revoluciones son pequeñas y distribuidas en el espacio y en el tiempo, y no algo tan llamativo que brille desde lejos.

¿Cuál es el paso siguiente en España para el uso responsable y adecuado de las TIC?

Empatía. Solo con ella podremos ser responsables. En el fondo las TIC son simplemente un espacio real, aunque virtual, en el que mostrarnos. Es una herramienta, no una finalidad.

¿Corren peligro nuestros estudiantes al abrir la mano en el uso de las TIC?

Suelo decir que quien tiene miedo de lo que le pueda pasar a su hijo en Internet, tiene miedo de su hijo, no de la Red. ¿Corren peligro cuando salen a la calle? ¿Y los encerramos en casa sin salir? Las claves educativas son las mismas que en la educación tradicional, es decir, los valores, a los que solo hay que sumar una formación tecnológica para entender y ayudarles cuando lo necesiten. La confianza es un valor clave, eso sí, siendo conscientes de que se van a equivocar, como todos nos hemos equivocado.

¿Hay algún límite en el uso de las TIC? ¿Deberíamos trazar una línea que no se pueda cruzar?

Antes siempre decía que el límite es no hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti... pero últimamente me he trasladado hasta el haz a los demás lo que quieras que te hagan a ti. El “no” paraliza, frena, coarta... mientras que el “sí” permite ser activo en la protección de tu propia intimidad y la de los demás. Esto, a la vez, permite ponernos en nuestro yo futuro y preguntarnos: ¿mi yo de dentro de 10 años querría ver esto publicado en las redes sociales?

Mostrar/Ocultar Mostrar/Ocultar

¿Estamos preparados –padres y madres, profesorado y estudiantes– para el salto al digital en un espacio tan arraigado en el pasado como el aula y los sistemas predominantes de enseñanza-aprendizaje?

Traemos costumbres y hábitos aprendidos sobre cómo educar en casa o en el aula, por lo que quizá debamos desaprender. Es un riesgo que todos como sociedad debemos asumir. Quizá esa sea la preparación necesaria: si todos somos conscientes de que educamos en lo digital, todos podríamos cambiar.

Cuando navegamos por Internet tenemos la misma responsabilidad que cuando cruzamos un semáforo en frente de niños y niñas: podemos pasar en rojo o en verde, y eso será visto por los peques. Del mismo modo, cómo usemos la tecnología influye en muchos menores que están a nuestro alrededor y ven cómo utilizamos las TIC, o de aquellos que no están cerca, pero pueden acceder en línea a todo lo que hacemos. Somos su ejemplo, nuestro ejemplo. Todos aprendemos de todos.

Hay madres y padres muy temerosos de abrir la mano al uso de las TIC, y hay otros que ejercen un control muy activo sobre contenidos, herramientas y medios. ¿Cuál es la actitud adecuada que deben tener los padres?

No existe una receta única y creo que jamás la habrá, porque no se trata de incluir normas o actitudes hacia las TIC, sino hacia el comportamiento de los hijos y las hijas en ellas, hacia las personas, y todos son y somos distintos.

Dentro de la experiencia que he tenido, sí creo que las conductas represivas, incluso de espionaje y control de todo lo que los hijos hacen o dicen en Internet, es un freno a la confianza. ¿Qué pasaba si nuestros padres o madres leían nuestro diario?

Existen herramientas de control parental que son interesantes incluso para los adultos, por ejemplo, para limitar el tiempo o eliminar contenido inadecuado, pero otras herramientas como la grabación de todas las conversaciones de los menores o la geolocalización continua, creo que solo son necesarias en casos en los que exista algún indicio de que algo grave está sucediendo. Como decía antes, todo debe adaptarse al niño, niña o adolescente, a las madres y padres, a su situación de vida y a sus problemas puntuales, etc.

¿Deben los padres conocer las herramientas digitales, redes y espacios virtuales que utilizan sus hijos e hijas? ¿Por qué?

Deben conocer las herramientas que utilizan para poder ayudarles. No se trata tanto de conocimientos meramente técnicos, sino de conceptos de redes o medios sociales: qué contenido se comparte en ellas, de qué se habla, si se permite pago o no, qué tipo de información se publica, si son públicas o con privacidad limitada, si aparecen en los buscadores, etc.

De hecho, igual que en la vida física conocen a los amigos de sus hijos, los compañeros de clase, los de las actividades deportivas, etc., también deben conocer a sus amigos en línea, por supuesto respetando la privacidad de sus conversaciones, del mismo modo que cuando hablan en persona no estamos a su lado escuchando lo que dicen. No es fácil a edades adolescentes, pero si se trabaja desde pequeños se puede crear una base de confianza básica para entenderse.

¿Qué es primero: la dotación de las herramientas o la educación en su uso? ¿Se ha hecho bien en España la implementación de las TIC?

Creo que en este aspecto podríamos dividirlo en dos circunstancias: la tecnología en el hogar y la tecnología en la escuela. En la escuela, sin ninguna duda, se debe formar primero en el uso al profesorado y, posteriormente, dotar de las herramientas, cuando ya todas las personas conocen su funcionamiento. En el del hogar, la dotación y la formación se entrevera, ya que se convive rodeado de la tecnología: el ordenador familiar, el móvil de la madre, del padre, de los hermanos, la televisión conectada, un portátil del trabajo, etc. Aquí probablemente la dotación exista antes de que el bebé nazca, por lo que debemos formarles en su uso, cuanto antes mejor. Tenemos que acabar con ese momento en el que dejamos al menor un móvil para que se entretenga con 2 o 3 años, sin explicar, sin apoyar, sin acompañar; y a los 12 les digamos que no pueden tener su propio teléfono móvil. De hecho, aquí es importante instaurar normas de uso de las herramientas para todo el hogar y que todas las personas las cumplan.

¿Cuál es su posición en el uso de smartphones y tabletas en clase?

Creo que no podemos frenar el uso de esta tecnología en el aula y realizar una prohibición total como plantean algunas comunidades autónomas. Si desde la docencia se integra de manera real el móvil y las tabletas en las aulas, creo que puede ser positivo por todas las oportunidades que abren. Para ello es importante trabajar previamente y formarse en su uso, y realizar proyectos que tengan en cuenta cómo son los alumnos y alumnas, qué preferencias tienen, qué móviles utilizan... Esto es importante en cuanto que no podemos dejar al menor que no tenga móvil sin referencia de trabajo en el aula y, por ejemplo, podremos realizar actividades en grupo cuando no todos tengan teléfono propio. En el fondo, creo que si se conoce a los alumnos y sus necesidades, estas herramientas, como cualquier otra, pueden ser muy positivas.

Exagerando un poco, suelo decir que si ahora les prohibimos ir con el smartphone al colegio, cuando lleguen los wearables (relojes inteligentes y todos los dispositivos que utilizaremos en el futuro como parte de nuestro “vestuario”), ¿les haremos ir desnudos?

¿Acabarán las herramientas digitales con las tradicionales en las aulas, o pueden convivir por muchos años?

Creo que si eliminásemos las herramientas actuales nos estaríamos equivocando. Deben convivir y es bueno que lo hagan, porque así se dispone de los materiales adecuados para cada necesidad, para cada alumno. Cuando nació la televisión se pensaba que la radio iba a desaparecer... pero nada más alejado de la realidad, de hecho, gracias a Internet, está más viva que nunca.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWK Educación no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar
Consulte el Periódico ESCUELA y sus Suplementos en ebiblox Números y suplementos del periódico ESCUELA en ebiblox
Más Leidos
Documento
Ultima lectura
Total lecturas
Scroll