El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
¿A quién beneficia el calendario esco...

¿A quién beneficia el calendario escolar de las cinco vacaciones?

Escuela, Sección Reportaje, Semana del 29 Sep. al 5 Oct. 2016, Editorial Wolters Kluwer

  • Beatriz Lucas
  • Cantabria se estrena este curso con un calendario escolar más parecido al europeo: cinco períodos de vacaciones en lugar de los tres que hay en el resto de autonomías. Pero la iniciativa, pionera en España, solo convence a los docentes, sindicatos y directores
Portada

Beatriz Lucas

¿Cómo es el nuevo calendario de Cantabria?El nuevo calendario escolar será más parecido al que hay en países como Francia o Alemania, y en él se mantienen los 175 días lectivos que establece la norma, aunque se modificará el inicio y finalización del curso lectivo para garantizar a lo largo del curso cinco descansos de al menos una semana cada dos meses, y se eliminarán los puentes y días no lectivos unificándolos en dos semanas extras de descanso.

  • En Primaria el curso comenzará un poco antes de lo habitual en septiembre y finalizará el viernes 23 de junio.
  • En Secundaria, el inicio del curso será el lunes 12 de septiembre y terminará el martes 27 de junio.
  • Se añade una semana de vacaciones del 31 de octubre al 4 de noviembre, coincidiendo con el Puente de Todos los Santos
  • Se mantienen las vacaciones de Navidad (del 23 de diciembre por la tarde y el 8 de enero)
  • Se añade una semana de vacaciones entre el 27 de febrero al 3 de marzo, coincidiendo con carnaval.
  • Se mantienen las vacaciones de Semana Santa (del 7 al 17 de abril).
  • Se mantienen las vacaciones de Verano (que empezarán más tarde y se acabarán antes)

A Carolina Isaacs el cambio de calendario escolar en Cantabria le ha pillado un poco con el pie cambiado. Esta mamá de dos pequeños de 2 y 5 años que vive en Santander aún no ha pensado cómo va a organizarse cuando llegue la primera semana de noviembre, y con ella las nuevas vacaciones en el calendario escolar. "En el cole tampoco nos han ofrecido ninguna solución, aunque tampoco yo he ido a preguntar si la había", explica a ESCUELA. En su caso, que tanto ella como su marido son autónomos, probablemente ella tenga que dejar de trabajar esa semana. "Para nosotros dejar de trabajar es dejar de ingresar y, o cuentas con la ayuda del abuelo o pagas 25 euros al día para dejar al niño en la ludoteca o donde puedas, lo que no me parece muy apto para todos los bolsillos", explica.

Ella es una de las madres de los 94.000 escolares que estrenarán el nuevo calendario escolar. Aprobado en junio entre la Consejería de Educación y la Mesa Sectorial (donde están representados todos los sindicatos docentes), e inspirado en los calendarios europeos, fue muy duramente criticado por la FAPA Cantabria porque no se tuvo en cuenta a las familias en su negociación y aprobación. La Consejería defiende la medida argumentando motivos pedagógicos, pero no hay unanimidad y los pedagogos no tienen tan claro que vaya a mejorar el rendimiento escolar.

Según la versión oficial, las ventajas del nuevo calendario son muchas: "Permitirá establecer un calendario escolar marcado por criterios pedagógicos, y alternará una semana de descanso cada dos meses lectivos, lo que mejorará el rendimiento de los alumnos que podrán reponerse en esas semanas de descanso. Introduce dos evaluaciones más y más temprano, lo que permitirá detectar antes los problemas y adoptar las medidas preventivas o correctoras necesarias; y otorga, además, más importancia a las actividades de tiempo libre desarrolladas por los centros o los intercambios extraescolares. Con este calendario se potencia también la participación en programas internacionales, como Erasmus +, que posibilita, entre otras iniciativas, los intercambios juveniles durante los bloques libres del curso", según la defensa del Departamento.

Familias obviadas

Pero las familias no lo tienen tan claro. Carolina cree que con los puentes que salpicaban el calendario era suficiente para el descanso de los peques y ahora se complica la jugada para compatibilizar los horarios de padres y madres. "Me resultaba mucho más fácil parar un día puntual que una semana completa", explica. "Pero lo que me preocupa es que no se haya trabajado con representantes de las familias, y que no se haya abordado el debate a fondo de por qué los niños y profesores están cansados. No tiene tanto que ver con las vacaciones, sino con la falta de creatividad y motivación de docentes y directivos", explica esta madre.

José Luis Pazos, presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres, cree que, en un proceso como este, en el que el cambio de rutina para las familias es determinante, debería haberse negociado con las familias, que a la larga son las más perjudicadas con el cambio. "Ni siquiera se hizo un estudio sobre la opinión de los alumnos o padres. Y nos piden que creamos en un modelo porque lo defiende los expertos, pero nadie nos ha entregado aún los informes de esos supuestos expertos, aunque los hemos pedido. Nos están aplicando horarios escolares de otros países que socialmente no tienen los mismos horarios que España. Es cierto que este es un tema que debe abordarse, pero hagámoslo bien, y abordemos también los horarios. Tienen creencias y no evidencias, lo que nos da la sensación de que están haciendo experimentos con nuestros hijos", asegura.

Cuando la Consejería anunció el nuevo calendario en junio, la FAPA de Cantabria negoció posibles soluciones con la Administración para que los centros y comedores escolares estuvieran abiertos durante esas semanas adicionales de vacaciones con actividades lúdicas y excursiones, aunque no serán todos los centros los que permanezcan abiertos. También los ayuntamientos abrirán las ludotecas municipales para ofrecer alternativas a las familias durante las vacaciones, pero para los expertos el riesgo es que los centros se acaben convirtiendo en aparca-niños.

Pedagogos que lo cuestionan

Victoria Gómez Serés, vicepresidenta del Col•legio de Pedagogs de Catalunya, que además de pedagoga es docente en un Instituto y en la Universidad, considera que plantear esta medida sin contar con las familias puede llevarla al fracaso. "La familia es el principal educador y si el sistema educativo se enfrenta a ella, y con un cambio de calendario, pierde este rol porque no puede asumirlo, lo que puede provocar un enfrentamiento contraproducente", explica.

También insiste en ello José Luis Casero, presidente de la Comisión para Racionalización de Horarios en España. "Estamos de acuerdo en que hay que abordar este debate y que el calendario actual tiene poco sentido, pero es un error tomar esta decisión sin las familias que son quienes asumen la consecuencia de esta decisión", afirma. Aunque también reconoce que planificándolo con tiempo puede ser más sencillo negociar la posibilidad de teletrabajar por parte de uno de los progenitores o incluso plantear semanas de vacaciones laborales completas. Pero, para Casero, el principal problema es que no se ha abordado el problema de fondo, y se siguen planteando absurdos como un verano de dos meses, o unas navidades de tres semanas, y sobre todo que el debate del calendario se está planteando desde el punto de vista de los adultos más que desde el punto de vista del menor y sus beneficios.

En este aspecto, el informe de la Consejería, al que ESCUELA ha tenido acceso (https://drive.google.com/file/d/0B_LJjs4GDc2Kc2NPNURyMFNkc00/view?usp=sharing), insistía en que este modelo es más "beneficioso para el alumnado" y utiliza dos argumentos para defenderlo: "Los actuales trimestres suponen largos períodos de atención y de esfuerzo sostenido (…) que pueden afectar al rendimiento, ya que la fatiga y el cansancio afectan a cualquier persona, especialmente a los más pequeños", y en segundo lugar pueden afectar a la convivencia: "Es al final de cada trimestre cuando se producen los mayores problemas en la convivencia. La fatiga y el cansancio afectan a la disposición al trabajo y a la relación con los demás, por lo que se detectan más conductas contra la convivencia en trimestres más largos", aseguran.

Pero los expertos no lo tienen tan claro. La pedagoga Victoria Gómez Serés afirma, por ejemplo, que no se puede aplicar lo mismo para un niño de Infantil o Primaria que para uno de Secundaria. "Para los niños de Primaria establecer más interrupciones en su calendario es desconcertante. A esas edades se encuentran cómodos con las rutinas, y romperles las rutinas los descoloca. Además, el aprendizaje es lúdico, y la escuela es su entorno de socialización y el espacio para estar con sus amigos, y a muchos niños les cuesta adaptarse a los cambios y estas rupturas les obligan a hacerlo más veces. Otra cosa son los chicos de Bachillerato o Secundaria que están sometidos a una intensidad que, según que cursos, puede requerir de estos descansos", explica la pedagoga y docente.

Los argumentos de la Consejería

Entre los argumentos que defiende la Consejería de Cantabria en su informe está que estos períodos de descanso permitirán mejorar la docencia "una organización del curso con más períodos intermedios de descanso favorecerá una mayor reflexión, innovación y experimentación del profesorado que podrá introducir nuevas metodologías, buscar recursos de atención a la diversidad o mayor trabajo cooperativo del profesorado", aseguran.

Sin embargo, la pedagoga y docente Gómez Serés cree que estas tareas solo podrán llevarse a cabo con la presencia de los docentes en los centros. "Es cierto que los profesores necesitan tiempo para parar, formarse, reconstruir y reenfocar sus materias, pero eso deben hacerlo en el centro, con sus compañeros, trabajando en equipo, si se van a su casa o a la playa poco van a reconstruir, supondría más un corte y desconexión con un volver a empezar que un período de reflexión", opina esta experta.

En lo que todos los sectores coinciden es en la idoneidad de cambiar los exámenes de septiembre para recuperar las asignaturas suspendidas y hacerlos en junio. "Está demostrado que en verano no se trabaja y se les olvida todo", asegura la pedagoga. También desde Ceapa se muestran de acuerdo con la medida, que se aplicará desde este mismo curso.

Sin relación directa entre el calendario y el éxito escolar

Como es la primera vez que se pone en marcha esta medida no existen estudios fiables que la avalen ni que la rechacen. Pero hay investigadores que han analizado la incidencia del calendario escolar en los resultados en los diferentes países de Europa y la OCDE. Inmaculada Egido Gálvez, Doctora en Pedagogía y Profesora Titular en el Departamento de Teoría e Historia de la Educación de la Universidad Complutense de Madrid, donde desarrolla su labor docente en el ámbito de la Educación Comparada, ha analizado los tiempos escolares y sus efectos en los distintos sistemas educativos europeos (https://drive.google.com/file/d/0B_LJjs4GDc2KTlNQVjIxbGdLaUU/view?usp=sharing) y concluye que no hay una relación directa entre ambos factores: "No hay evidencias empíricas de que exista una relación entre el calendario escolar y el rendimiento de los estudiantes. Las revisiones de la investigación que se ha hecho, sobre todo en Estados Unidos, sostienen que no es posible establecer relaciones causales entre esas dos variables", explica a ESCUELA.

Egido manifiesta que los único que algunos estudios han demostrado es que añadir más días lectivos al calendario habitual puede ser un factor positivo para los niños que tienen menos estímulos culturales en sus casas. Y concluye que los cambios deben realizarse en función de los ritmos de aprendizaje de los niños y no de los adultos, como hasta ahora: "Los ritmos de la escuela siguen siendo ajenos al niño, y a ellos y sus necesidades se les tiene mucho menos en cuenta a la hora de implementar las reformas que otros factores económicos, laborales o sociales", concluye.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWK Educación no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar
Consulte el Periódico ESCUELA y sus Suplementos en ebiblox Números y suplementos del periódico ESCUELA en ebiblox
Scroll